Skip to content

Un muro calcinado y un charco

puddle-finalimg_9661-web

El charco

28 de febrero de 2011
Provincia de Uruzgán, Afganistán

Esta mañana hemos transitado por una peligrosa carretera sin pavimentar que va de Tarin Kot a Dehrawud, y hemos visto los cráteres causados por la reciente explosión de varias bombas. También hemos pasado por delante de los restos herrumbrosos de dos tanques soviéticos. La carretera fangosa va dejando el parabrisas salpicado de barro de color parduzco, y los cielos grises amenazan con descargar lluvia de nuevo.  Más aguaceros provocarían inundaciones instantáneas que nos podrían dejar atrapados en territorio talibán.  Mantenemos las cabezas cubiertas a medida que vamos cruzando por estos puebluchos enfangados, y con frecuencia vemos a hombres y niños de tez oscura intentando escudriñar por las ventanillas. Lejos de estos pueblos, en el campo, encontramos los habituales rebaños de ovejas y cabras, y reatas de camellos, junto con innumerables enclaves perfectos para tender emboscadas.

Después de unos noventa minutos de interminable bamboleo por la carretera llena de baches, llegamos a Dehrawud, donde la empresa Central Asia Development Group (CADG) está llevando a cabo proyectos de trabajo. El gerente Leonard Grami resuelve sus asuntos, y luego salimos a caminar por el centro del municipio. En un mercado, veo los daños producidos por una explosión en una barrera Hesco y pregunto qué es lo que ha pasado.

Un hombre afgano nos cuenta cómo un terrorista suicida había conseguido llegar hasta su objetivo, pero las fuerzas de seguridad lo vieron y dispararon hasta matarlo.

Pero ahí seguía.  Con los explosivos adosados al cuerpo y tirado en el centro del pueblo, creando una verdadera situación de peligro. Y por eso, según este afgano, tropas estadounidenses colocaron explosivos en el cuerpo sin vida del suicida, y los detonaron allí mismo.

Tras la explosión, tan sólo quedó el muro Hesco abrasado, y un socavón en medio de la carretera, que, en este desapacible día, se ha convertido en un mero charco.

img_9652-web

Translations by AALanguageConsultants – Coral Gables – FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com


Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre… como “llanero solitario”. Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Delivering accurate information is not Free. Your support makes it possible.

Your gifts ensure that you will continue to get unfiltered reports of what’s happening on the front lines of this fight for freedom. This will be a long journey. The struggle is just beginning. I am asking you for your support. Thank you.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published.

Engage The Mission

Support The Mission

Join The Mission

Join Michael on Locals
Follow Michael on Gettr
Follow Michael on Twitter
Follow Michael on Facebook

Email (Dispatch) List

First Name(Required)